"Muy españoles y mucho españoles"


Viene esto a cuento de una nota en Facebook donde yo decía lo siguiente:

"Veo posts de gente que dice que no va a ir a ver la película nueva de Trueba porque una vez dijo ´que nunca se había sentido español´ Me parece estupendo. Supongo que, por el mismo argumento, tampoco habrán ido nunca a ver películas de Hitchcock, de Spielberg, de Cameron o de Zeffirelli... o piensan que estos se sentían todos muy de Ciudad Real?"

y algunos colegas me señalaban que la diferencia era que estos últimos "no pedían subvenciones al gobierno español".

Vamos a dejar a un lado el lapsus, bastante habitual y no por ello menos serio, de no distinguir el gobierno y el estado. Pero incluso con eso, no puedo estar de acuerdo. Que yo sepa, entre las condiciones necesarias para poder pedir una subvención para una película no aparece la de "sentirse muy español y mucho español" (MEYME, para simplificar, a partir de ahora).

Es más, estoy seguro (he leído esa convocatoria muchas veces) de que tampoco se solicita eso como condición para pedir fondos del Plan Nacional de Investigación. De hecho, se suele valorar como mérito la internacionalidad, que no está necesariamente reñida con el sentimiento MEYME, pero cuya combinación pudiera generar ciertas tensiones.

Alguien podrá argumentar que quizás sí debiera exigirse algo similar. Que no estaría de más que nuestros directores de cine (o en general: nuestros científicos, deportistas, artistas,...) sólo pudieran disfrutar subvenciones estatales a cambio de una manifestación inequívoca de su sentimiento patriótico. Todos MEYME, vamos.

Pero por qué pararnos ahí... ¿por qué no exigimos a los ciudadanos que quieran utilizar la escuela o la universidad pública para sus hijos que deban declarar sentirse MEYME? Y qué tal si a cualquier persona que entre en un hospital para recibir un tratamiento se le exige que exponga su adhesión a los principios de la patria (cualesquiera sean éstos, que ése sería otro tema)? Al fin y al cabo, están intentando aprovecharse de los impuestos que pagamos todos los españoles para sus propios fines personales: educar a sus hijos, curar sus enfermedades, batir sus records, investigar el cielo, hacer su película...

¿Sabéis una cosa? Sigo sin estar de acuerdo. Por supuesto que podéis decidir que no vais a ver una película. Y también que no os gusta lo que dijo Fernando Trueba, o incluso que no os gusta él por decirlo. Pero creo que no soy el único que no mide el sentimiento patriótico o nacional por la emoción que uno dice sentir al ver un paño de colores o escuchar una música. Hay muchas otras formas de demostrar si uno quiere a la comunidad de personas con la que vive, incluso aunque no la identifique como su patria, incluso aunque no se identifique con ninguna patria.

Espero ver algún día avisos en Facebook que digan cosas como:

"No pienso ir a ver la película de ***** porque tiene pendiente pagar sus impuestos"

"No pienso ir al restaurante de ***** porque le han denunciado por no pagar a sus trabajadores"

"No pienso comprar ropa en ***** porque utilizan mano de obra semiesclavizada"

"No pienso votar al partido ***** porque está condenado por delito electoral"

Cualquiera de esas cosas me parecen mucho más graves que "no sentirse español". Yo, personalmente, considero mucho más compatriota mío a alguien que paga sus impuestos, respeta a sus empleados, no explota a los demás y cumple las leyes, que a alguien que "se siente muy español y mucho español".


PS: No sé nada de Fernando Trueba. Quizás deba dinero a Hacienda, o explote a gente, no lo sé. Ni siquiera sé qué películas hace. Sólo es un ejemplo. Por cierto, siempre es mejor escuchar lo que dijo en realidad que leer los recortes que hacen los medios. Si a alguien le interesa, lo que dijo está aquí.

Comentarios

Avern0s ha dicho que…
Toda la razón del mundo punto por punto.

Entradas populares de este blog

La estrella de Tabby y sus Troyanos

La necesidad de proteger el conocimiento